Español | English
... a tus zapatos
virginia   
Martes, 21 de Septiembre de 2010 10:36

 

Cada uno de nosotros debiera dedicarse a sus zapatos: la única manera de aumentar la productividad es que cada uno se dedique a lo que hace mejor. Es esto lo que distingue a las empresas pequeñas de las grandes. El hecho de que estas últimas, tienen como principio destinar a diferentes personas a hacer diferentes cosas. En teoría, dedicadas a hacer aquello que hacen mejor (sí, ya sé, de ésto se podría hablar largo y tendido, pero quedémonos con la teoría). Mientras que en las empresas pequeñas todos hacen de todo, por lo que, probablemente, también acaben haciendo cosas que no saben, o en las que no despuntan, o en las que no son competitivos porque alguien de fuera las haría mejor e, incluso, más barato. Las labores de Marketing son parte de esas que parece que todo el mundo puede hacer. Demasiado a menudo, la gestión del marketing se confunde con escoger unos colores para el logo o una foto para un catálogo. Pero como el marketing es un aspecto fundamental de la gestión empresarial, sucede que la pequeña empresa se queda siempre en eso, en empresa pequeña porque el empresario no delega ni externaliza, sino que concentra en su persona toda la gestión de la actividad olvidándose de un principio importantísimo: el coste de oportunidad: ¿Cuánto dinero está dejando de ganar mientras se dedica a hacer tareas que le llevan tiempo (por que no sabe hacerlas) y que podría estar haciendo otro?

Cuando me preguntan, a mis clientes les digo que si pueden, contraten, que confíen en profesionales, que cada trabajo es un arte.  Lo confieso: yo no sé hacer zapatos. 

Comentarios
Añadir nuevo Buscar
Nombre:
Email:
 
Título:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.25 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

LAST_UPDATED2